La Mujer Maya en la Antiguedad

Gobernantes, sacerdotes, guerreros, agricultores…el mundo Maya, según diferentes investigaciones parece haber sido potestad del genero masculino. Luego de haber realizado diversas lecturas sobre la cultura Maya y con el objetivo de identificar el rol de las mujeres en ella, podemos dar cuenta de una multiplicidad de perspectivas e hipótesis sobre el tema pero también del desarrollo de una mirada que intenta quitarse dos estructuras pesadas: el occidentalismo y el androcentrismo. Numerosos estudios contemporáneos revisan las investigaciones pasadas y vuelven sobre los registros arqueológicos intentando despojarlos o despojarse de ambos vicios.

En este camino les proponemos la lectura de “Las mujeres Mayas en la antiguedad” una compilación de investigaciones en donde se exponen las labores de muchos científicos que, interesados en la temática de las mujeres en las sociedades antiguas en México, enfocaron sus energías en dilucidar, a partir de diversos marcos teóricos, distintas metodologías y diferentes ejes temáticos, la forma en la que las mujeres definieron sus espacios sociales y sus quehaceres en los contextos económicos, culturales y de diversas entidades políticas mayas en la antigüedad. La compilación aborda distintos temas relacionados con las mujeres entre ellos el de la vejez, el de la participación de las jóvenes en la religión, la relación de las mujeres con el poder político, el rol de las mujeres en la producción, entre otras cuestiones.

Se percibe que la mujer maya no sólo ocupó cargos políticos y participó en el control y transferencia del poder, sino que existieron mujeres guerreras, líderes sacerdotisas, maestras, parteras, curanderas; además, la mujer común realizó un papel importante en e! desarrollo de la sociedad y en la reproducción familiar. La arqueología muestra la actividad de la mujer en labores productivas a través de innumerables objetos arqueológicos. Se hace referencia a las muchas vasijas de cerámica de carácter doméstico, éstas, pasaron por las manos de las mujeres, así como las figurillas de cerámica que muestran los rasgos físicos, vestimenta, peinado, actividades económicas, usos, costumbres de la sociedad maya de! periodo clásico. Estas figurillas nos indican la importante actividad económica desempeñada por la mujer maya en la elaboración de textiles, el tejido, el arte plumario, la cestería, así como las representaciones de deidades femeninas de importancia en el panteón maya.

Es interesante como define Landy Santana Rivas en su texto “La mujer en la sociedad maya, la ayuda idónea”  observar que en la cosmología maya existe un concepto dualista donde lo masculino y lo femenino no se oponen sino, más bien, se complementan. En el panteón maya el principal representante era Itzamná, el señor de los cielos, de la noche y del día. Mientras ltzamná era protector, Ixchel era diosa de torrentes e inundaciones, también era vista como deidad de la tierra asociada a las cosechas, es decir, a la generación de vida y alimento. En el análisis de las esculturas de los centros clásicos mayas, observamos esa dicotomía del género concebida como complementación, de tal manera que diferencia significaba distinguir entre rasgos, prácticas y costumbres distintas dentro de un todo, donde no necesariamente esas diferencias tenían que significar desproporción, se era diferente más no desigual.

Vamos a mencionar los aspectos claves de estas dimensiones para luego abordar mas detalladamente y a través de ejemplos concretos el lugar que las mujeres ocupaban en lo espiritual/religioso haciendo foco en el caso concreto de la diosa de la Luna;  en la política exponiendo varios casos de mujeres gobernantes y en lo cultural/económico a través de la actividad especializada del tejido.Gran parte de las investigaciones que consultamos realizan cierta división en cinco dimensiones en donde puede estudiarse y analizar el rol de las mujeres: el poder político, las creencias y estructuras religiosas, el hogar, el rol productivo y su papel en las guerras.

Poder Político/Gobierno

Según hemos podido observar a través de distintas investigaciones en la cultura Maya la posición de gobernantes era ocupada por hombres; sin embargo, existieron excepciones donde la mujer Maya de nacimiento noble tenía todos los títulos y símbolos del reinado. Dentro del ámbito de lo político y el poder de mando era más común que las esposas y madres dentro del círculo real influyeran en las decisiones gubernamentales y a cambio, estas mujeres ocuparan roles públicos, con toda la riqueza y respeto de tales posiciones.

.

Lo religioso

Ya hemos señalado que en el mundo Maya las fronteras entre la religión y el gobierno no eran rigidas. De esta manera, un rol dentro de una por lo general confería un rol dentro de otro. Las mujeres de la elite Maya tomaron parte en sacrificios de sangre real, honrando a sus dioses junto a sus colegas hombres

Tareas domésticas

Las mujeres llevaban a cabo las tareas domésticas dentro del hogar Maya. Las tareas diarias incluían la crianza de los hijos, preparar comida, criar a los animales del hogar y confeccionar ropa y otros textiles. Las mujeres también creaban varios objetos como cerámica, para el hogar o para intercambiar.

Agricultura y caza

El proceso de agricultura era un esfuerzo colectivo, especialmente durante la cosecha. Un esposo cavaba o araba un campo con herramientas rudimentarias mientras que su esposa lo seguía, plantando semillas o colectando la cosecha. Con respecto a la caza, eran los hombres los encargados de realizarla. Las mujeres buscaban moras, tubérculos y otros recursos de comida naturales

Guerra

Sólo los hombres servían en la milicia Maya. El único rol de la esposa era preparar a su esposo para la batalla. Pero las mujeres muchas veces se involucraban en actos sangrientos para complacer a los dioses y asegurar el retorno seguro de sus esposos, tenían un lugar particular dentro de lo simbólico y lo místico.

Fuente: mujeresaborigenes en  WordPress